Reseña: La obsesión, Nora Roberts

15 marzo 2017

Nora Robers · Suspense romántico · Plaza&Janés

Las primeras páginas de esta novela me recordaron a la serie de televisión Mentes criminales. Imaginad a una joven Naomi, todavía niña, pero mirando de frente a la adolescencia. Una noche de tormenta, agobiada por un sofocante calor se despierta y ve a su padre salir furtivamente de casa. Ella, curiosa, decide seguirlo, ¿quizá le está montando la bicicleta que desea con tantas ganas para su próximo cumpleaños? Pero no, su padre se adentra en el bosque, en una choza y cuando sale... quien sale de allí no es su padre, sino un monstruo, hecho que constata al descubrir lo que se esconde dentro de esa casa desvencijada: una joven desnuda, atada y golpeada. Naomi hace lo correcto y su mundo, y el de su familia, se derrumba tal y como hasta ahora lo había conocido.

La obsesión es, sin duda, una novela con el sello Nora Roberts y me recuerda en muchos aspectos a La testigo, una historia que me encantó. Nos encontramos ante una novela pausada, trabajada con mimo, muy cuidada en los detalles (profesiones, entorno...) y con los valores que representan a la autora: amor, familia, amistad e independencia femenina. Todo ello combinado con ingredientes como el romance y el suspense.
La infancia de Naomi Bowes terminó bruscamente la noche en que siguió a su padre hasta el bosque que bordeaba la casa familiar y descubrió el oscuro secreto que ocultaba. Mantenía cautiva a una joven. No era la primera a la que había privado de su libertad ni la primera a la que pensaba matar.
Casi dos décadas después, Naomi, convertida en fotógrafa de éxito, se instala en un pequeño pueblo de costa, a miles de kilómetros de aquel bosque, y trata de pasar desapercibida. Queda prendada de un caserón laberíntico y desvencijado, y se vuelca en la reforma. Pretende aprovechar la oportunidad para disfrutar de una existencia solitaria. Pero los acogedores lugareños, especialmente el apuesto mecánico Xander Keaton, no dejarán que lo logre.
El grueso armazón que Naomi se había creado va perdiendo fuerza. No puede evitar volver una y otra vez a aquel bosque, obsesionada por los crímenes que cometió su padre. Y no solo el pasado la acecha, sino también alguien que parece dispuesto a abrir una puerta que ella creía cerrada hace mucho tiempo.
Naomi es una mujer fuerte, lo ha sido siempre, pero ahora, convertida en alguien independiente y autosuficiente no duda en dejarlo claro. Se dedica a la fotografía, motivo por el que pasa pocos meses en el mismo estado. Ahora por fin ha encontrado un lugar en el que establecerse: ha comprado una enorme y ruinosa casa que tiene que reformar por entero y se mete de lleno en este proceso. Es en este momento cuando aparecen personas importantes para su nueva vida: Kevin y su esposa, en quienes encontrará una buena amistad y Xander, un mecánico atractivo y descarado que despierta su deseo, pero que, está segura, va acompañado de complicaciones.

Nora dedica las cien primeras páginas a narrarnos el duro de pasado de Naomi. En esta parte la información, que abarca periodo de tiempo fundamental para comprender a la protagonista, está muy bien organizada y compensada, huye del sentimentalismo y nos permite hacernos una idea muy acertada de qué clase de persona es Naomi. Tras esta primera parte la historia arranca con una Naomi adulta que por primera vez está dispuesta a echar raíces en un lugar. En esta parte el proceso de adaptación de ella (la reforma de la clase, su trabajo, la relación con la comunidad) ocupa buena parte del protagonismo, a lo que habrían de sumarse el romance que vive con Xander y la parte de suspense, que parece transportarla al pasado.

Nora vuelve a hacer gala de un estilo pulido, sosegado, detallista y ágil. Logra que la lectura resulta sencilla, cómoda e interesante, huye de las exaltaciones sentimentales, de los excesos emocionales y de las detalladas escenas amorosas. La historia se mueve en un terreno agradable para el lector, que pasa páginas sin esfuerzo, inmerso en una buena y coherente lectura.

El mayor pero que he encontrado en esta historia ha sido su protagonista masculino, Xander. Creo que la autora no ha profundizado lo suficiente en él. En toda novela romántica la heroína debe contar con un partenaire, y en esta novela se nota que Naomi es la absoluta protagonista y Xander un elemento más de la historia. Creo que un mayor desarrollo del persona y un poco más de magia al respecto no hubiera sido una mala idea.

En resumen, he disfrutado con La obsesión, que ha resultado ser una historia coherente, bien hilada y escrita, muy propia de la autora tanto en forma como en contenido.

Reseña: El fuego que nos une, Brittainy C. Cherry

13 marzo 2017

Brittainy C. Cherry · R. Contemporáneo · 2º-Serie de los elementos · Principal de los libros

Brittainy C. Cherry dejó el listón muy alto con El aire que respira  una historia preciosa, dura e intensa, capaz de emocionar al lector. En esta novela, segunda de la serie, vuelve a repetir ingredientes: amor, pasión, intensidad y drama. La de Logan y Alyssa no es una historia sencilla, algo que se intuye desde las primeras páginas. Puede que esta sea una novela romántica, pero no por ello sus protagonistas lo van a tener fácil; la autora los hace sufrir, y al lector con ellos, que observa impotente como las malas decisiones, los errores, las injusticias... y la vida en sí misma golpea con fuerza a una pareja que se quiere con locura.
Logan y Alyssa son completamente diferentes entre sí y vienen de mundos paralelos: mientras que a Alyssa le ha tocado la mejor parte, Logan tiene que lidiar con un mundo oscuro en los suburbios, la droga y la violencia. Pero tienen algo en común.
Ese algo hará que florezca la amistad, y algo más. Sin embargo, una mala decisión de Logan hace que aquello que daban como interminable se acabe.
Unos años después, ambos volverán a encontrarse, y tendrán que hacer frente a un pasado que dejaron atrás.
«Había una vez un chico, y yo le amé. Y durante unas cuantas respiraciones, unos susurros, unos momentos, creo que él también me amó.»
Me encantan las historias de segundas oportunidades, sobre todo cuando el amor surge de manera temprana, siendo los protagonistas jóvenes, como es el caso. Otra cosa que siempre me gusta en este tipo de historias es que los autores nos muestren el inicio de esa historia, cómo se desarrolló y cuál fue el detonante final que hizo que las cosas se torcieran y la pareja emprendiese caminos separados. Brittainy C. Cherry hace todo esto, pero además lo hace de la manera correcta: con coherencia, paciencia, ternura y mucha realidad. He disfrutado mucho de la historia de los jóvenes  Logan y Alyssa, cuando todo es nuevo y reciente, cuando se descubre el primer amor y te ves envuelto en algo precioso. Pero, a pesar de esto, los personajes nunca pierden de vista su realidad: Logan tiene serios problemas y su oscuridad amenaza con acabar con todo. Alyssa lo sabe y aunque siempre está ahí para él debe lidiar con sus propios conflictos.

Ese progresivo salto de la amistad al amor, la evidente ternura y generosidad que hay entre ellos me ha encantado. Alyssa y Logan son dos personajes que se necesitan el uno al otro para ser fuertes y felices, solo ellos se comprende de manera sincera y sin juicios. Creo que ahí reside la magia de su relación, el lector de verdad se cree lo que la autora está contando y tiene la certeza de que los personajes deben estar juntos.

La autora apuesta por el drama y la oscuridad, aunque en su justa medida, sin recursos a un dramatismo exagerado o poco creíble, todo lo contrario. La historia de estos personajes, la relación que ambos mantienen con sus funcionales familias ocurre más a menudo de lo que puede parecer. Insisto: la autora sabe aunar muy bien la realidad con el componente romántico que cualquier lector busca al sumergirse en una novela de estas características.

El estilo de la autora me ha resultado directo y preciso. Creo que ha sabido combinar muy bien la sensibilidad con la dureza de los acontecimientos que narra, añadiendo las dosis justa de dramatismo.La novela funciona y la autora acierta en muchos aspectos: construcción de personajes, tiempos de la historia, contexto, equilibrio entre drama, pasión, amor y amistad, cierre de la historia... En resumen El fuego que nos une merece la pena, sobre todo si lo que estáis buscando es una historia intensa, trabajada y realista.

Reseña: Hazme amarte, Johanna Lindsey

10 marzo 2017

Johanna Lindsey · R. Histórico · Ediciones B

Johanna Lindsey lleva muchos años publicando RA y sé de buena mano que algunos de sus títulos, junto a los de grandes reinas del género (Kleypas, Garwood, Lavyrle Spencer, McNaught...), han construido a fieles lectoras. Tal y como está el mercado editorial de novela romántica en este momento en España (no hago más que quejarme, lo sé) agradezco muchísimo que las editoriales (B la primera) no dejen en el olvido a estas autoras y sigan ofreciéndonos sus títulos.

Hazme amarte es una de las publicaciones actuales de la autora y como viene siendo costumbre, se trata de  una novela blandita, entretenida, dulce, tierna y agradable. No es la mejor novela de Lindsey, pero he pasado un buen rato entre sus páginas, ese rato de sencilla desconexión que estaba buscando.
La alta sociedad londinense está tan escandalizada ante la rivalidad extrema entre Robert Whitworth, heredero del conde de Tamdon, y lord Dominic Wolfe, que el príncipe regente les ordena que pongan fin a su disputa uniendo sus respectivas familias a través del matrimonio. Cualquiera de las dos partes que se niegue a obedecer perderá sus tierras y su título.
A Whitworth, la idea de enviar a Brooke, su hermana menor, a la remota finca de su enemigo le sabe a gloria. Sabe que Wolfe difícilmente acepte a la rebelde jovencita como novia, y que de ese modo lo más probable es que pierda su riqueza y su estatus.
Por su parte, Brooke Whitworth ha estado soñando con su primera temporada social en Londres porque tiene la intención de hacerse con un marido que la aleje de una familia nada afectuosa. En cambio, la envían a Yorkshire para casarse con un misterioso noble sobre cuyo linaje pesa una maldición y que trató de matar a su hermano en tres ocasiones. Pese a todo, ese hombre supone para Brooke la manera de llevar a cabo sus planes, y está decidida a hacer que la ame...
Casarse con un desconocido sin haber podido disfrutar de una primera temporada en Londres e incluso sin haberse alejado unas pocas horas de casa podría ser un drama para cualquier joven dama inglesa, pero para Brooke supone más bien lo contrario: su matrimonio con Dominic Wolfe le ofrece la oportunidad de alejarse de una familia que nunca le ha brindado su amor y la posibilidad de construir un hogar cálido en el que comenzar una vida sencilla y feliz. Pero claro, tal tarea no puede resultar sencilla: Dominic desprecia a su hermano y por ende, a ella, pero no es solo eso, se niega a casarse por imposición de un príncipe que cree tener potestad para cambiar su destino. A partir de aquí peleas, discusiones, malos entendidos... pero también mucha atracción y unos sentimientos que se van cociendo a fuego lento.

Brooke no ha tenido una vida sencilla, no ha vivido protegida entre algodones, pero aún necesita madurar. Tiene carácter y un propósito bastante claro: huir de un hogar que no le ha reportado ninguna felicidad. Para ello tiene que conquistar a Wolfe, que está poco dispuesto a dejarse engatusar por esa charlatana y alocada dama. En cuanto a él, como ella, es terco y tiene muy claro que no se va a doblegar a los deseos de nadie. Su relación pasará por momentos delicados, ambos parecen incapaces de mantenerse en paz durante demasiado tiempo y los problemas y los desacuerdos parecen no dejan de aparecer nunca.

Si la autora hubiera publicado esta novela en los 80 o en los 90 creo que hubiera apostado más por la rivalidad entre Dominic y Robert, el hermano de Brooke; hubiera hecho que estar juntos fuera mucho más complicado para la pareja, hubiera dotado a esta parte de mayor drama y me atrevo a decir que me hubiera gustado más, que hubiera encontrado un conflicto más profundo y emocionante.

Hazme amarte es una novela dulce, sencilla y agradable, de ritmo ligero y pluma sencilla, con algún que otro toque de humor. La pareja protagonista funciona y entretiene al lector (aunque personalmente he echado en falta ese drama descarnado que he encontrado en las antiguas novelas de la autora), los secundarios, junto al contexto, ofrecen un buen telón de fondo (aunque cierto detalle final sobre un personaje me ha parecido un tanto desconcertante, quizá porque la autora tenga en mente escribir su historia).

Reseña: Solo un secreto, Simona Ahrnstedt

06 marzo 2017

Simona Ahrnstedt · 2ºSolo tú · R. Contemporáneo · Plaza&Janés

Unas de las cosas que más echo de menos de la novela romántica actual es un estilo definido y personal que permita diferenciar a unas autoras de otras. Simona Ahrnstedt lo tiene y para mí marca la diferencia. La pasada primavera leí Solo esta noche y me llevé una grata sorpresa. La de Natalia y David fue una historia preciosa, con excelentes ingredientes (personajes trabajados y coherentes, contexto propio e interesante, diferentes hilos de los que tirar...) y bien escrita, vamos, una novela redonda. Por eso, cuando me enteré de que Plaza&Janés iba a continuar con la serie (importante: cada libro está protagonizado por una pareja diferente) no puede reprimir mi alegría. El resultado ha sido muy satisfactorio; una novela que he devorado en tan pocas horas como me ha sido posible, no tan perfecta como la anterior, pero igualmente recomendable, muy por encima de la RA que se está publicando en España actualmente.
A Alexander De la Grip, apuesto hijo menor de una de las familias más distinguidas de la nobleza sueca y miembro de la jet set internacional, aparentemente solo le importan dos cosas: la diversión y las mujeres.
La doctora Isobel Sørensen está acostumbrada a enfrentarse a todo tipo de situaciones en campos de refugiados y zonas en guerra. Sin embargo, cuando averigua que la organización humanitaria que fundó su abuelo sufre graves problemas económicos, se siente perdida y traicionada. El principal inversor, Alexander, ha interrumpido las donaciones y lo más probable es que se trate de una venganza personal.
Isobel y Alexander se sienten poderosamente atraídos desde el primer momento, pero ¿están preparados para entrar en un juego que les obligará a desvelar sus secretos más íntimos? Secretos que tienen que ver con el control. Con dejarse llevar. Hasta el final.
El argumento de la novela tiene poco, por no decir nada, de original,  y todo lo que queramos y más de tópico. Pero, aquí viene la magia, la autora sabe hacer de esta una novela especial, no solo porque la adapta a los nuevos tiempos (y no me refiero con esto a detalles tontos como conversaciones vía redes sociales o mujeres que mantienen conversaciones a lo Sexo en Nork sobre sexo, relaciones, moda, trabajo...), sino porque la hace personal y logra que el lector la diferencie de otras tantas de argumento parecido. Esto es lo que quiero en una autora de novela romántica. Sé que todo está inventado, pero la autora (o el autor) debe tener la capacidad para engancharme a lo que está contando y evitar que pasadas unas horas haya confundido sus historia, sus personajes y su telón de fondo con otros tantos. Y Simona lo consigue, me acuerdo perfectamente de la historia de David y Natalia (y me ha encontrado encontrármelos aquí de pasada) y me sigo acordando, y me acordaré, de la historia de Isobel y Alexander.

De ser esta una novela histórica, Alexander sería el típico duque mujeriego y vividor, conocido por sus aventuras y deseado por su posición. Pero no, estamos en la Suecia del siglo XXI y Alexander es un hombre que disfruta de lo que le vida le ofrece a un hombre guapo, divertido y con dinero que parece llenar una vida hedonista propia de un crápula sin mayores preocupaciones que saber cuál es el último garito de moda. Pero Alexander es mucho más que esto, poco a poco he conocido a un hombre divertido, tierno, detallista y entregado, con partes oscuras, dolido y un tanto desorientado. Su entrega, la forma que tienen de involucrarse con Isobel, de delimitar de forma adulta, real y coherente su relación me ha gustado mucho, mucho. Y lo mismo puedo decir de Isobel, una mujer de carne y hueso (¡y con una talla 42!), serena, inteligente, entregada a su trabajo de campo para MSF, con sus propios demonios.

Solo un secreto es una novela distinta a la anterior,  con un tono parecido, pero una trama diferente, completamente adaptada a los personajes que la protagonizan. El contexto (gracias, Simona, por emplazar tu historia en tu propia tierra y cultura, aportando algo más) me ha parecido muy acertado, lo mismo que los secundarios (entre los que destaca Peter, el hermano mayor de Alexander). Otro elemento que me ha gustado ha sido la conciencia que se percibe en la historia. Entre las páginas de la novela no solo encontramos la historia romántica de una pareja, sino también un mensaje trata de hacer que el lector, pese a estar inmerso en un romance que trata de hacerle pasar un buen rato, no se olvide del mundo en el que vive, aunque sin ser moralizante. Y eso, bajo mi punto de vista,  enriquece el resultado final. 

Solo un secreto ha sido una lectura muy satisfactoria, coherente, bien escrita, seria y realista, sin dejar de lado esa parte romántica tradicional que me gusta y funciona. Cuenta con personajes muy bien definidos a los que la autora hace evolucionar en el transcurso de las páginas, con una trama que mezcla se nutre principalmente del romance con algunas pinceladas de erotismo, acción y conciencia y que dan como resultado final una novela adictiva que te hace disfrutar desde el principio. Por todo ello, Simona Ahrnstedt se ha metido de lleno en la lista de autoras de las que quiero leer más títulos.

Reseña: La primera estrella de la noche, Susan Elizabeth Phillips

24 febrero 2017

Susan Elizabeth Phillips · 8º-Chicago Stars · R. Contemporáneo · Ediciones B

No es ningún secreto que Susan Elizabeth Phillips me encanta. Y es ahora, en un momento en el que para mí la novela romántica adulta atraviesa un momento poco positivo, aprecio más poder sumergirme en sus letras y encontrar un producto capaz de colmar mis expectativas y regalarme unas horas de deliciosa lectura. SEP no me ha decepcionado, todo lo contrario, me ha ayudado a alejarme unas horas de la realidad y ha conseguido que incluso dejase de lado mis obligaciones.

Decir que me ha encantado es quedarse corto. Lo he disfrutado de principio a fin. Ha sido un placer encontrarme con una historia inteligente repleta de personalidad, sentido del humor y que funciona. Quienes hayáis leído a la autora vais a encontrar entre las páginas de esta novela ese estilo suyo tan personal y reconocible: situaciones divertidas, mensajes de calado, estereotipos rotos en una sola frase, personajes retratados a la perfección con muy pocas palabras, intensidad, diversión, emoción, reencuentros y unas chispas de magia.
Ella intenta convertir su propia agencia de detectives en una empresa de éxito.
¿Su primer trabajo? Seguirlo a él.
Por el momento, limitémonos a decir que las cosas no irán bien, nada bien.
Piper Dove es una mujer con un sueño: convertirse en la mejor detective de Chicago. Su primer trabajo será seguir a Cooper Graham, antiguo quarterback de los Chicago Stars. El problema es que él se ha dado cuenta de que ella lo sigue, y eso le disgusta bastante.
Sin embargo, Piper no tarda en encontrarse trabajando para el propio Cooper, que la contrata para que vigile a los empleados de su nuevo y exclusivo club nocturno. Por otra parte, es posible que la vida de Cooper corra peligro, y Piper está empeñada en protegerlo, tanto si él lo desea como si no.
Ojalá no se estuviera ocupando también de un grupo de princesas del Medio Oriente, una criada paquistaní que ansía la libertad, un adolescente problemático y una vecina anciana que exige que encuentre a su marido, que no puede estar más muerto. Y además está Cooper Graham, un legendario héroe del deporte que siempre consigue lo que desea… incluso si lo que desea es una intrépida detective empecinada en demostrar que es tan dura como él.
Llevo muchos años leyendo novela romántica y puedo decir sin temor a equivocarme que conmigo esta autora siempre funciona. Tiene novelas en las que brilla más (Ella es tan dulce, Besar a un ángel, Tenías que ser tú) y otras en las que no sientes magia pero te lo pasas realmente bien. La primera estrella de la noche no es su mejor novela, pero sí una historia de calidad, bien escrita y armada, coherente, con personajes atractivos, escenarios interesantes y la capacidad de absorber tu atención.

Piper es un personaje especial, una mujer con carácter, llena de contrastes, con una inocencia muy particular y unas expectativas que poco tienen que ver con convertirse en una damisela en apuros. Cooper lo tiene todo (fama, dinero, poder, atractivo...), pero está atravesando una etapa de transición y no se siente a gusto en su propia piel por más que se empeñe en afirmar lo contrario. Juntos forman una pareja diría que peculiar. Su relación se aleja de ciertos estereotipos que tanto me molestan (la necesidad de ser salvada, por ejemplo) y se adentra en un terreno en el que amistad, deseo y camaradería se convierten lentamente en algo más. Nada de ñoñerías y tonterías las justas. Piper y Cooper son humanos, tienen sus flaquezas y cometen errores, pero como pareja funcionan muy bien y yo me los he creído desde el primer momento.

Si no habéis leído nada de la autora, La primera estrella de la noche es una buena forma de comenzar. Y si ya habéis leído algo estoy segura de que tenéis la novela apuntada en vuestra lista de pendientes. Leer a SEP es un placer, siempre lo ha sido, pero lo aprecio más ahora, con el género en crisis.