Reseña: Jane Eyre

30 agosto 2013

Jane Eyre
Autora: Charlotte Brontë          Género: R. Histórico
Editorial: Everest                      ISBN: 978-84-441-1109-4
Jane Eyre de Charlotte Brönte es considerada una de las mejores obras de la literatura inglesa. A pesar de su marcado toque romántico, es una novela que en el momento de su publicación fue tachada de controvertida y revolucionaria. No obstante, a lo largo de la novela se refleja una crítica hiriente a una sociedad rancia y un canto a la valentía y al amor. Una historia de amor e intriga en la Inglaterra del siglo XIX.
¿Habéis leído Jane Eyre? ¿No? ¡Pues ya sabéis lo que tenéis que hacer! Aquí viene la reseña de la que la que se ha convertido en una de mis mejores lecturas del año, una historia deliciosa, tierna, bien escrita y romántica, muy, muy romántica. Entiendo por qué Jane Eyre es en uno de los grandes clásicos de la literatura; una historia de semejantes características, tan brillantemente narrada, con un relato amoroso impregnado de valores y que destila crítica social, y que en su momento tuvo que romper muchas barreras (entre sus páginas encontramos ideas claramente feministas), no se puede pasar por alto.

Jane Eyre es una huérfana de diez años que tras la muerte de sus padres y de su tío ha quedado al cuidado de la señora Reed, su tía, una mujer cruel que no soporta a Jane por el amor que su difunto marido le profesó. En esa casa, Jane no sufrirá nada más que vejaciones y desplantes, será rechazada, maltratada y apartada de todo y de todos. Acabará en una escuela para huérfanas, donde, de nuevo, tendrá que hacer frente a múltiples adversidades: las condiciones de vida allí son penosas y su vida estará regida por la tiranía del director del centro. Como Jane es una superviviente, logra sortear todos los obstáculos, y cuando cumple dieciocho años y se convierte en institutriz, decide anunciarse y consigue trabajo en el hogar de Edward Rochester como institutriz de la pupila de este, la pequeña Adéle.


Hay demasiadas cosas de la novela que me gustaría destacar. Para empezar, creo que la labor de Charlotte Brontë es encomiable en diversos aspectos: lo bien hilvanada que está la historia, la complejidad y el realismo de los que dota a sus personajes, la profundidad que le otorga a la trama... Es un libro largo y denso, de estilo pausado y cuidado, de esos que te lees con calma, disfrutando cada página, cada intercambio, cada reflexión. Los diálogos resultan deliciosos; si los de Orgullo y prejuicio me encantaron, estos están en otra dimensión. Cansada de intercambios insulsos y forzados, la autora ha logrado conquistarme en gran parte gracias al interés que despiertan las conversaciones entre Jane y Rochester, siempre agudas, profundas y difíciles, en las que ninguno de los dos quiere meter la pata, especialmente ella, pero en las que ponen a prueba al otro y desnudan su alma.

Como lectora habitual de novela romántica, estoy acostumbrada a la excesiva idealización de los personajes, tanto física como psicológicamente. Por eso aplaudo la valentía de Charlotte Brontë al optar por dos protagonistas tan imperfectos. Sí, ese realismo que los caracteriza a ambos los hace más cercanos y, a su vez, contribuye a que su relación, tan intensa como difícil, resulte más creíble. Jane es una mujer fuerte, inteligente y generosa, que se rige por un estricto código moral. Posee un pensamiento muy avanzado para la época, valora su independencia, se respeta a sí misma y, aun siendo una mujer apasionada y sincera, no se deja vencer por sus deseos. Por su parte, Rochester tiene aquí una ferviente admiradora. Este hombre, tan sincero que roza lo grosero, inquisitivo y crítico me ha llevado a su terreno con sus hermosas palabras y su forma de actuar. Cuando destapa sus sentimientos y se queda así, a corazón abierto, por Jane, demostrando que es débil ante ella, que la necesita, la idolatra y la considera su igual, me ha metido en su bolsillo. Tan sencillo como eso.


Otra de las peculiaridades del libro es su narración (escrita en primera persona en forma de diario por parte de Jane) hecho que permite conocer a la perfección a la protagonista, quien se nos revela como una persona muy introspectiva y que hace que surja una especial conexión entre ella y el lector. De entre los muchos temas que se tocan en la historia, destaca la religión. Jane es una mujer de fe, para quien sus creencias son un ancla, un lugar seguro en el que resguardarse y descansar. Pero, al mismo tiempo, Jane no se deja engullir por los preceptos religiosos y muestra así su disconformidad con ciertas normas.

Jayne Eyre es una novela especial, un imprescindible para cualquier lector.

17 comentarios :

  1. Un libro fantástico el que tienes hoy.
    Una joya absolutamente imprescindible
    Besos

    ResponderEliminar
  2. No he leído el libro pero vi la pelicula hace un tiempo y me fascino. Sabiendo que el libro quintuplica su valor, debe ser una libro precioso. Me alegro de que lo hayas disfrutado tanto !

    ResponderEliminar
  3. Lo empecé hace un tiempo, pero me quedé atascada... Tengo que volver a él, porque la verdad es que le tengo ganas, pero es que no tengo tiempo, ¿dónde lo fabricas tú? :)

    Un bico!

    ResponderEliminar
  4. Es un clásico que tengo apuntando en mi gran lista de pendientes.

    ResponderEliminar
  5. Amo este libro, es maravilloso

    ResponderEliminar
  6. Un clasicazo =)
    Me encantó cuando lo leí, con lo que no me he animado todavía es con la peli =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo en las imperfecciones de los personajes. Es algo que yo también quise destacar en mi reseña. Me alegra que hayas disfrutado tanto de un clásico imprescindible.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  8. Maravillosa novela y totalmente de acuerdo contigo! Me encantó, es una novela que todo el mundo debería leer.
    Por cierto, vi la última adaptación que hicieron y aunque iba con reticencias me encantó!

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Una estupenda reseña, me ha encantado... Se nota que te ha gustado muchísimos el libro, ¡no podía ser de otra manera! ;)
    Yo estoy deseando releerlo, espero hacerlo este año, ya que hay detalles de los que no me acuerdo, y me gustaría volver a disfrutar de esas conversaciones, de las que hablas, entre los protagonistas :D
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  10. Lo tengoo que leerrrr!!!

    Le tengo muchas ganas!


    Te dejo un saludo grande,

    P.D: no puedo creer que nunca leí tremendo clásico!

    Saludos, Leo

    http://sueniosypalabras.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  11. Yo vivo enamorada de este libro <3 el hecho de que los personajes sean imperfectos es precisamente lo que le da ese toque tan especial, que no hay tantos supermodelos paseándose a sus anchas por la vida, leñes xDD
    Se nota que te ha encantado :3

    ResponderEliminar
  12. Para mi es uno de los mejores clásicos, una joya imprescindible a la que no siempre se le ha hecho justicia.

    Magnífica reseña, un beso!

    ResponderEliminar
  13. Es un libro maravilloso, impresionante y único que no me canso de releer. Tiene una sensibilidad exquisita difícil de igualar. Es uno de mis preferidos.

    ResponderEliminar
  14. estupenda reseña :) , la verdad solo me he visto la pelicula con Joan Fontaine, pero quiero ahce mucho tiempo leer el libro pero desgraciadamente no lo consigo :( .... suerte a todos

    ResponderEliminar
  15. buenisima novela
    la re recomiendo
    leanla

    ResponderEliminar
  16. Tengo sentimientos diversos acerca de la historia, pues aunque la vida no es perfecta y al final Jane está con Edward, su verdadero amor, me decepciono el final. Quizás sea porque esté acostumbrada a finales felices tipo Jane Austen, pero prefiero algo más idílico. De todas maneras es un gran libro, en lo personal me encantan las historias ambientadas en el siglo XIX y recomendaría el libro.

    ResponderEliminar