Reseña: Persiguiendo a Silvia

22 julio 2014

Persiguiendo a Silvia
Autora: Elísabet Benavent         Género: R.Contemporáneo/Chik-lit
Editorial: Suma de letras            ISBN:  97884836594
Silvia trabaja en una importante multinacional y está perdida.
Silvia necesita encontrar a alguien para olvidar a Álvaro.
Álvaro es su jefe y acaba de romperle el corazón.
Bea, su mejor amiga, le propone un viaje…
Y allí Silvia se encuentra con Gabriel…
Gabriel es una estrella de rock y también tiene problemas.
Silvia y Gabriel conectan desde el principio.
Y pronto descubrirán que ese encuentro cambiará sus vidas.
Elísabet Benavent causó un auténtico furor hace unos meses con su saga Valeria, pero hasta el momento era para mí autora desconocida. Persiguiendo a Silvia me atrajo desde el primer momento, tuve una especie de corazonada que me animó a leerlo, y ahora puedo decir satisfecha que no me equivoqué en absoluto. He devorado la historia, me he reído con ella y también me he emocionado, pero, sobre todo, la he disfrutado muchísimo y me ha dejado con unas ganas tremendas de leer su continuación, Enncontrando a Silvia.

Persiguiendo a Silvia  es una novela fresca y divertida, ideada para que el lector se lo pase bien leyéndola, se sienta identificado con la protagonista en ciertos momentos y suelte alguna que otra carcajada. A pesar de que ciertas situaciones dejan en evidencia que se trata de una obra de ficción, también nos encontramos con momentos y sentimientos que nos acercan a la realidad. Todo ello envuelto con el particular sentido del humor de la protagonista, Silvia, que no tiene pelos en la lengua y sabe sacarle punta a cualquier situación.

Silvia lleva años enamorada de su jefe, Álvaro, un tipo frío y distante que le hace arder por fuera y por dentro. Después de dos años de relación, lo suyo ha acabado, al menos oficialmente, porque entre ellos sigue habiendo una corriente de sentimientos que no pueden detener. Tener que verse todos los días no les hace ningún bien a ninguno, aunque cada uno de ellos lleva el dolor y el estrés como mejor puede. Silvia decide tomarse un descanso y se va con su mejor amiga a hacer un viaje a la playa, donde conocerá a Gabriel, un famoso cantante de rock que entrará en su vida para quedarse.

He disfrutado mucho de la historia por varias razones. Para empezar tiene unos cambios en el ritmo y en el tono que me han parecido muy acertados. La historia trasmite buen rollo y risas, y la autora se encarga de que así suceda con los numerosos aprietos en los que se ve metida su protagonista (que se si me escapa un pezón, se me queda el brazo atrapado en una máquina de vending…), pero de fondo tenemos siempre un mensaje importante, y a medida que avanzamos en la lectura seremos más consciente de su presencia. La historia cuenta con personajes encantadores y reales, con una trama que siempre tiene cosas que ofrecer al lector –aunque tiene demasiado sexo y en algunos momentos se vuelve un poco repetitiva– y un romance que sabe atraparte.

Silvia es un personaje real y divertido, a veces resulta un poco sobreactuado, pero es eso precisamente lo que hace que te rías. Carece de filtros, le gusta mucho el drama, se sabe reír de sí misma y lucha por ser feliz. Es natural, desinteresada y deslenguada, tiene un genio de los mil demonios y le pasan todo tipo de cosas. El lector establece una comunicación íntima con ella, la conoce a la perfección, la valora a pesar de sus locuras y le coge cariño, quizá por ser un personaje tan humano, tan débil ante sus deseos, miedos y sentimientos. A su lado tiene a un par de personajes que a pesar de permanecer en un segundo plano y de ser presentados a través de las vivencias de Silvia, me han gustado. Hablo de Álvaro y Gabriel, pasado, presente y, quién sabe si futuro, sentimental de nuestra protagonista. Álvaro, a pesar de ser el ex, es quien más protagonismo de los dos tiene en este primer libro. Han sido el gran amor de Silvia, sus sentimientos por él no han desaparecido a pesar de lo erróneo y doloroso de su relación, que siempre ha estado condicionada por el sexo y por el carácter frío, distante y formal de él. Silvia siempre fue la que más daba en esa relación: ella amaba más, se entregaba más y sufría más. Desmigando esa relación, la protagonista se da cuenta de que querer a alguien no basta, que no siempre podemos conformarnos con lo que el otro quiere y puede darnos, que no está bien cambiar nuestra forma de ser para agradar a alguien, siempre a expensas de que se disguste por nuestra forma de ser real. De una relación tóxica y demasiado carnal, pasará a una pura amistad con Gabriel, en la que la química está presente desde el primer momento. Gabriel es encantador, quizá demasiado detallista e ideal con Silvia, y con él se puede comportar tal y como es. Pero lo suyo, si es que hay algo más allá de una valiosa amistad, es también complicado: porque ella aun quiere Álvaro, porque el sexo con Gabriel lo estropearía todo, porque él no cree en los sentimientos ni en la monogamia… y por otras muchas razones.

La autora tiene un estilo ágil, desenfadado y cercano que conecta con el lector. Abundan las situaciones cómicas y las salidas de tono de Silvia, pero también nos topamos con momentos de enriquecedora reflexión. La narración, que alterna presente con pasado, sirve para desmigajar la relación entre Silvia y Álvaro y para darnos pistas de lo que pude ocurrir en el futuro.
Persiguiendo a Silvia  es una novela fresca, divertida, entretenida y ágil. Sabe hablar de temas universales con un gran sentido del humor y tiene una protagonista ante la que es imposible no caer rendido.

8 comentarios :

  1. Tu reseña me ha atrapado, no tenía pensado leerlo pero ahora si, me apetece algo tan buen rollista.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. En este no coincidimos. Mira que adoré En los zapatos de Valeria (el primero sólo) y por eso me lancé sin pensar a por este pero pedazo batacazo me metí.
    Para mi gustó es una novela que intenta ser divertida sin conseguirlo y con una protagonista insufrible, si doña Anastasia tenía la diosa interior todo el jodido libro en la boca Silvia tiene las bragas en el suelo, ¿cuántas veces salía a colación sus bragas cuando veía al protagonista? Abandoné la novela harta de las alusiones repetitivas a la prenda en cada capítulo xD

    Vamos para mí una decepción monumental.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, mira que es raro que nosotras no coincidamos.
      Yo no leí ninguno de los libros de Valeria, así que iba sin ideas preconcebidas sobre el estilo de la autora y el tono de sus libros. Este me ha sorprendido para bien, no es que me parezca un novelón, pero me lo he pasado bien leyéndolo.

      Al leer tu comentario me he dado cuenta de que se me ha olvidado comentar lo pesada que es la protagonista con el físico de los chicos. Se pasa un poco en eso, la verdad. Debe decir como un millón de veces lo guapo que es Álvaro.

      Un beso :)

      Eliminar
  3. Haber si me animo, todavia no he leido nada de la autora ^^

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Como bien comentas, parte del éxito de Elísabet reside en su estilo, ágil y muy desenfadado....desde luego, sabe cómo engancharnos a sus historias !! Yo leí hace unos meses toda la saga de Valeria, así que ahora esperaré un tiempo prudencial y leeré esta nueva saga....
    Besos !

    ResponderEliminar
  5. No hace mucho que he descubierto este libro pero quiero leerlo ya. Además, será mi primera lectura de la autora así que a ver qué tal... Un besote :)

    ResponderEliminar
  6. Descubrí este libro y su secuela (Encontrando a Silvia) y para mí han sido los dos libros revelación del año. Elísabet Benavent se consagra aquí en su estilo, dándonos una historia llena de humor principalmente por el caramelo que es la protagonista (no comparto algunas opiniones que la tachan de insufrible) porque es tierna, sin filtros, con salidas de tiesto como las podemos tener todas en momentos determinados; es sexy, divertida, sensual y emotiva. Vives con ella el amor, el deseo, la pasión, la obsesión por Álvaro (lo de las bragas que he leído por ahí no lo percibí la verdad, no recuerdo que se abusara de nada) y la relación descompensada que tienen; la ternura, el cariño, la tensión sexual que tiene con Gabriel... Este libro lo tiene todo y además está impecablemente escrito. Para mí es una historia intensa, de alto voltaje y que no te deja ni respirar de la cantidad de cosas que despierta.
    ¡Me encantó y emocionó!

    ResponderEliminar
  7. Hola:

    Enlazamos la reseña en el perfil de la autora en nuestra página:

    http://www.letrasdeencuentro.es/detalles.php?resenia=1305&fuente=Lo%20que%20quiera%20leer%20hoy20

    Un saludo

    ResponderEliminar