Reseña "La casa de Bernarda Alba"

27 septiembre 2011


Título: La casa de Bernarda Alba

Autor: Federico García Lorca

Género: Tragedia/Drama

Argumento:
«La casa de Bernarda Alba» constituye un exponente más de la capacidad de Federico García Lorca para aunar la tradición y la vanguardia por medio de un teatro simbólico de índole muy personal que le sitúa entre los valores más destacados del canon internacional. El autor granadino continúa en el camino de la experimentación con temas, personajes y géneros de la tradición teatral, a los que presenta desde inusitadas perspectivas y filtra por el tamiz de unas modernas técnicas expresivas deudoras de las más renovadoras vanguardias del momento, junto con una profundización en las posibilidades connotativas de los símbolos.


Opinión:
Cuando estaba en el instituto, una de las lecturas obligatorias era esta obra, “La casa de Bernarda Alba”. La obra me gustó tanto que la he seguido leyendo cada año.

Se trata de una obra teatral dividida en tres actos con diálogos cortos y concisos, estructuras gramaticales sencillas y vocabulario ampliamente accesible. A pesar de su aparente sencillez, la obra está plagada de simbolismo: los colores, el ambiente, los nombres…

Después de enviudar, Bernarda decide reclutarse en su casa junto con sus  cinco hijas: Angustias, Magdalena, Amelia, Martirio y Adela. En ese encierro también las acompañan las criadas y la abuela. Después del luto, que dura varios años, ocho para ser exactos, Bernarda acepta que Angustias, su hija mayor y mejor posicionada económicamente, contraiga matrimonio con Pepe el Romano.

La historia está ambientada en la Andalucía de la España profunda y hace un dibujo de la sociedad española en ese tiempo, una sociedad caracterizada por el control y las tradiciones, una época gris.

Bernarda, la madre, es una mujer cruel, represora, controladora y dominante. Toda su existencia se basa en controlar a sus hijas y en imponer su autoridad. Bernarda ha condenado a sus hijas a una vida de soledad, encierro, represión y tristeza. Es una mujer que no consiente que se viva de una forma distinta a las leyes de Dios, tan promulgadas por la Iglesia. Es fundamental mantener las apariencias, que nadie piense que ocurren cosas no apropiadas en la casa y pase lo que pase, todo se queda en la casa.

Pepe el Romano será la tentación, esa posibilidad de lograr la felicidad. Angustias es su prometida; Adela, la hermana menor, se siente atraída por Pepe y logra atraer su atención, pero no serán las únicas hermanas que se sentirán atraídas por este personaje.

Pese a todos los esfuerzos de Bernarda por mantener a sus hijas alejadas de lo que ella considera pecado, los sentimientos más mundanos surgen en ellas, uno de los más importantes y que condiciona el desenlace de la historia, es la envidia. Puede que Pepe el Romano no sea el hombre ideal, ni siquiera un buen hombre, pero es la única forma de muchas hermanas de romper con las imposiciones de su madre, de permitirse algo de libertad.

No tengo especial cariño al personaje de Pepe el Romano, no me parece un buen hombre, más bien todo lo contrario, un pícaro que sabe mucho de la vida, que se aprovecha de lo que la actitud de Bernarda ha provocado en sus hijas y que disfruta de ello.

Gracias a este escrito, podemos entender mejor el papel de la mujer en este tiempo: está avocada al matrimonio, el cuidado del hogar y la crianza de los hijos.

Obra muy recomendada, sencilla pero con transfondo. Además, se lee en muy poco tiempo pues es muy breve.

1 comentario :

  1. Hola Sil. he leído un montón de veces está magnifica obra desde que en la universidad tuve que hacer un trabajo sobre ella. Siempre me ha gustado y al he visto representada todas las veces que he podido.
    Un beso

    ResponderEliminar