Reseña: Lealtad de sangre

17 octubre 2014

Lealtad de sangre
Autoras: Dianna Love y Sherrilyn Kenyon      Género: Urban fantasy
Editorial: Terciopelo                                     Serie: 2º Velador
¿Podrá la misión de salvar a la humanidad de la destrucción total limpiar el nombre de Evalle?
En una Atlanta alternativa, un nuevo mundo de traiciones y alianzas inestables, Evalle Kincaid, la única mutante no encarcelada, enfrenta a una tarea imposible: capturar a las otras tres peligrosas criaturas que escaparon, antes de que sigan matando a más humanos…o a ella misma.
Pero cuando las palabras pronunciadas en el calor del combate se tuercen en su contra, Evalle es culpada de la fuga.
Y ahora tiene una oportunidad única para borrar la sombra de la sospecha que se cierne sobre ella para siempre. Todo lo que tiene que hacer es recapturar a los fugitivos. Pero, como se trata de dioses y diosas, ahora la vida de todos los Veladors, y la seguridad de todos los seres humanos, dependen del éxito de su misión.
Evalle Kincaid, una mutante, híbrida de velador, debe comparecer ante el Tribunal para demostrar su inocencia y no perder su preciada libertad. De nada la ha servido haber prestado el juramento de los veladores a los dieciocho años, siendo una híbrida, todas las miradas se han posado siempre en ella, esperando a que cometiera el más mínimo error para acabar con su vida. Ahora, para no acabar entre rejas y demostrar su lealtad hacia los veladores, deberá capturar a tres peligrosas criaturas que no solo ponen en riesgo la vida de los humanos. Si Evalle quiere regresar junto a Feenix, su gárgola de medio metro de altura que duerme junto a su peluche de caimán y le prepara pizzas para cenar, deberá terminar con éxito su complicada misión.

En esta segunda entrega de la serie Velador, firmada por Dianna Love y Sherrilyn Kenyon, Evalle sigue siendo la indiscutible protagonista la historia. Las autoras nos ofrecen una heroína de armas tomar y muy peculiar. Su pasado es doloroso, su presente peligroso, casi mortal, y su futuro incierto; valora su libertad por encima de todo, y la confianza y el compromiso son dos de sus puntos débiles. Evalle no es la típica protagonista femenina, está  años luz de ser una damisela en apuros, es fuerte, decida y valiente, y, sobre todo, leal. Es todo inocencia en lo relativo al amor  y al deseo, por eso algunas de sus reacciones me han parecido tan tiernas y sus temores y desconfianzas tan comprensibles. Tiene a casi todo el mundo en su contra, sus enemigos superan con mucho a sus amigos y eso le hace tener una actitud siempre defensiva. En este libro veremos cómo estrecha lazos con sus amigos, Quinn y Tzader, pero también como se ve abocada a desconfiar de todo el mundo.

En Trinidad de Sangre comenté que había echado en falta el romance, y en este segundo libro mis ansiadas se apaciguan un poco. Afortunadamente, las autoras han incluido breves detalles románticos que han sido de mi agrado. Por un lado, tenemos la relación de Evalle con cierto personajes oscuro, enigmático y protector, un alfa lo suficientemente inteligente como para valorar y comprender a Evalle y aceptarla tal y como es. Y luego está el romance entre los secundarios Brina y de Tzader, que nos hace sufrir y cuyo final parece complejo.

Es vital haberse leído el primer libro para ponerse con este segundo. El mundo creado por las autoras, en el que a veces faltan explicaciones, está repleto de criaturas paranormales y reglas que tener en cuenta. Creo que el exceso de secundarios, especialmente de enemigos y personajes ambiguos, dispersa un poco la atención del lector, aunque la variedad de subtramas me ha parecido interesante.
Lealtad de sangre sigue la línea del primer libro de la serie Trinidad de sangre. Es una historia que se lee con facilidad, que engancha y que se inscribe a la perfección en el urban fantasy.

3 comentarios :

  1. A mí tampoco me llama mucho, quiero leer algo de esta mujer, pero esta serie no parece lo mejor para empezar con ella

    Un besote

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que me da bastante pereza ponerme ahora con una saga, creo que lo dejo pasar
    Besos

    ResponderEliminar