Reseña: Vanish. Alma de niebla

16 agosto 2014

Vanish. Alma de niebla
Autora: Sophie Jordan    Género: Juvenil
Editorial: Bruño            ISBN: 978-84-216-9988-1
Para salvar a Will, Jacinda hizo lo impensable: reveló su secreto a los humanos, y por eso ella, su hermana y su madre deben volver a la seguridad de la manada. Sin embargo, allí las cosas ya no son lo que eran. Mientras a Tamra se le adjudica un nuevo e importante papel, Jacinda pasa a engrosar las filas de los traidores. Pese a su soledad y tristeza, Jacinda no se arrepiente de la decisión que tomó, pues gracias a ella Will sigue vivo: sin memoria, sin recuerdos, pero vivo. Hasta que un día, contra todo pronóstico, Will da con su amada y le pide un gran sacrificio que lo cambiará todo. ¿Será capaz Jacinda de seguir los impulsos de su corazón? ¿Y Cassian, el príncipe de la tribu, y el resto de sus congéneres se lo permitirán?

La historia de Jacinda y los drakis continúa en Vanish, una novela entretenida, ágil y con gancho, con la misma esencia que su predecesora, Firelight. Sigo opinando que lo más destacado de la novela es el mundo que presenta, la sociedad de los drakis, con su funcionamiento, miembros y peculiaridades. En el libro anterior percibí que la autora no había explotado todas las posibilidades de la trama y del contexto, y aunque en este segundo libro se profundiza más en el mundo draki, no tanto como  me esperaba. Conocemos los verdaderos peligros que acechan a los drakis, como es día a día de la manada y su estructura, muy estratificada en cuanto a los dones y lugares que cada miembro ocupa en la jerarquía de la manada. Sigo con ganas de saber más cosas de los drakis, que la autora nos envuelva con su magia, y tengo la esperanza de que en Hidden, último libro de la trilogía, la autora nos lo dé.

Jacinda  dejó su manada siendo unas de las piezas más codiciadas de la nueva generación. Después de tomar una difícil decisión para salvar la vida de Will, el cazador que una vez le salvó la vida, se ha visto obligada a regresar al que por muchos años fue su amado hogar, solo que ahora todo es radicalmente distinto: Jacinda ha descendido posiciones, ahora es repudiada y todos desconfían de ella, su madre no es capaz de encontrar su lugar en la manada, y Tamra , su hermana, ha dejado de ser una paria para convertirse en uno de los miembros más valorados de su sociedad. ¿Podrá vivir Jacinda de esa manera? ¿Qué le ha ocurrido a su hermana? ¿Sigue Cassian deseando tomarla como esposa? ¿Y qué pasa con Will, olvidará a Jacinda para siempre?

Vanish engancha, tiene un ritmo ágil y se lee solo, sin darte cuenta pasas páginas y llegas al final con ganas de más. Sophie Jordan tiene un estilo sencillo y ligero, sabe centrarse en lo importante, perfila con bastante acierto a sus personajes e incorpora a la trama elementos que, de explotarse por completo, darían mucho jugo. El amor está más presente en esta ocasión, y no solo en forma de triángulo amoroso, sino que se insinúa un cuarteto. Will y Jacinda parecían estar bien juntos pese a todos los obstáculos a los que tenían que hacer frente, pero Cassian sigue estando ahí y, para mi gusto, es un personaje mucho más interesante, con una personalidad más compleja, un carácter con más aristas y una posición muy difícil que puede dar lugar a sucesos interesantes. Will es adorable, tranquilo y cariñoso, pero le falta carácter.

Vanish es una novela entretenida, sencilla, ágil y romántica cuyo máximo aliciente es el contexto que presentan (los drakis son una mina aun sin explotar). 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada