Reseña: Jessie. La cortesana de Dundee

08 junio 2014

Jessie. La cortesana de Dundee
Autora: Saskia Walker     Género: R. Erótico/Histórico
Editorial: Esencia            Serie: Los hermanos Taskill I
Cuando su madre fue quemada en la hoguera, Jessie Taskill y sus hermanos fueron separados. Con los años, la joven ha tenido que recurrir a la prostitución para poder sobrevivir, y sabe que si quiere conservar su vida debe mantener en secreto que posee los mismos poderes que su progenitora. Pero una noche, una rival la acusa de brujería y Jessie acaba encerrada en un calabozo.
Gregor Ramsay lleva mucho tiempo deseando vengar la muerte de su padre, y no duda ni un momento en utilizar a la joven para llevar a cabo su plan. Disfrazado de sacerdote, le promete rescatarla a cambio de que ella le preste sus servicios, y aunque Jessie podría salir de la prisión gracias a la brujería, acepta su oferta y se convierte en su peón, mientras en secreto planea usarlo exactamente igual que él la está utilizando a ella.
Reconozco que la mezcla de brujería, erotismo y un contexto histórico con una venganza de por medio me sedujo desde el primer instante. Eso y la posibilidad de conocer a una nueva escritora que por lo visto, y yo misma lo he podido comprobar, se mueve como pez en el agua en las escenas tórridas. Jessie. La cortesana de Dundee, primer libro de una trilogía que tiene como protagonistas a un trío de hermanos que comparten dones mágicos y un pasado doloroso, no es un libro innovador ni especialmente romántico, pero sí refrescante en lo que a personajes se refiere y con una trama entretenida que sabe enganchar al lector. 

Jessie es prostituta, profesión que se vio obligada a ejercer, pero que ahora le sirve, aunque no siempre, para calmar sus apetitos sexuales. En medio de una refriega con una compañera de trabajo, es acusada de brujería y llevada al calabozo, de donde irá a la horca. En ese momento aparecerá Gregor, quien, disfrazado de sacerdote, se ofrece a sacarla de prisión a cambio de que Jessie conquiste a su enemigo y le sonsaque cierta información que él necesita. Solo hay un único pero: Jessie tiene que aparentar ser una doncella virgen e inocente, para lo que Gregor la entrenará, y entre lección y lección darán rienda suelta a la pasión abrasadora que surgió entre ellos desde el primer instante.

Saskia Walker le ofrece al lector una historia sencilla y entretenida, en la línea de la novela erótica que se publica hoy en día pero tirando de magia e historia para ofrecer algo un poco distinta. Una historia en la que el punto diferente lo ofrecen sus protagonistas, con los que he tenido mis más y mis menos, pero que reconozco, se salen del perfil habitual. Ninguno es un santo, tienen su cuota de pecados y han hecho lo que fuera necesario para sobrevivir. No es que carezcan de valores ni ética, pero el listón entre lo que es admisible y no lo es se sitúa en un plano diferente al habitual. Me ha llamado especialmente la atención la relación que tiene Jessie con su profesión: es prostituta, pero parece no importarle demasiado e incluso disfrutar de ella. Y, que queréis que os diga, es algo que me ha chochado muchísimo y que no me ha acabado de convencer. Me hubiera gustado que se hubiera abordado de otra forma el tema, que se le hubiera dado más importancia en la trama, especialmente cuando la relación entre los protagonistas se vuelve más estrecha.

A pesar de tener breves toques de magia –otro elemento sobre el que se pasa de puntillas– y de haber una trama de venganza de por medio, la parte erótica es la más importante. Creo sinceramente que al libro le sobran escenas de sexo, que acaban por resultar mecánicas y que podrían haberse suprimido a favor de escenas románticas. La autora aborda estos momentos con un lenguaje muy gráfico que en ciertos momentos me ha recordado a Sylvia Day.

Jessie. La cortesana de Dundee sigue la estela de muchas de las novelas eróticas que han asaltado el panorama literario en los últimos meses y lo hace de la mano de unos protagonistas que no te dejarán indiferentes.

7 comentarios :

  1. No me acaba de llamar la atención... De momento la dejaré pasar.
    Gracias por tu reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Uf, no me llamaba mucho pero con lo de Sylvia Day definitivamente me echo para atrás xD

    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que llama la atención, y tras tu reseña la apunto a libros por leer.
    Lo de que le sobren escenas de sexo me ha hecho gracia porque yo normalmente me quejo de que faltan escenas de este tipo, aunque si te ha recordado a Sylvia Day... no sé qué decirte, porque no es una de mis autoras preferidas ni por asomo.

    Igualmente lo dejo en la lista de pendientes a ver qué tal :)
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha recordado a ella en lo que a lenguaje explícito se refiere, no al estilo ni al tipo de historias, Ambas autoras describen con multitud de detalles este tipo de momentos y no se amedrantan al usar un lenguaje muy colorido.

      Un saludo :)

      Eliminar
  4. a mi me ha gustado bastante. lo recomiendo

    ResponderEliminar
  5. pues a mi no me ha gustado nada leer veinte paginas solo de sexo me aburre claro esta que no sabia que era un libro mas que erotico es que ni lo he acabado porque me pareze un peñazo y de los grandes.

    ResponderEliminar