Reseña: El hilo de la costurera

21 marzo 2014

El hilo de la costurera
Autora: Dagmar Trodler      Género: Narrativa
Editorial: Ediciones B          ISBN: 978-84-666-5425-8
Londres, inicios del siglo XIX. La joven Penelope se gana la vida haciendo encajes de bolillos, bordando y cosiendo. Tiene un talento innato para la moda, pero un hecho inesperado hará que su vida de un giro sorprendente y sea desterrada junto con su madre a Nueva Gales del Sur, en Australia.

Allí conocerá a Bernhard Kreuz, un médico alemán, y pronto se dará cuenta de que este siente por ella algo más que mera simpatía. La joven costurera, sin embargo, no puede olvidar el terrible hecho que vivió en el barco durante el viaje hacia el continente australiano, ni el aterrador incidente que tuvo lugar justo a su llegada, en el puerto de Sídney... Penelope no tendrá más opción que enfrentarse con su pasado.
El hilo de la costurera es una de las llamadas novelas landscape o novelas de paisajes, y a diferencia de otros títulos que he tenido el placer de leer, en esta ocasión el paisaje tiene menos importancia, lo que le aporta mayor agilidad a la historia. Nos encontramos ante una novela dura y realista, que plasma con detalles y crudeza la vida de las clases menos favorecidas a inicios del siglo XIX.

Como protagonista tenemos a Penélope, una jovencita de catorce años que se gana el pan como encajera y que verá como su vida, lúgubre y plagada de necesidad, se convierte en una auténtica pesadilla. Tras un breve espejismo de felicidad, Penélope y su madre serán embarcadas a Australia, donde deberán cumplir una larga condena que convertirá su vida en un infierno. Si hasta ahora Penélope había conocido el lado injusto y miserable de la vida, ahora le tocará conocer todas las miserias humanas, vivir un calvario y hacer y ver cosas que nunca hubiera imaginado.

Nos encontramos ante una novela dura y realista que no edulcora ni trama ni personajes. El Londres de principios de 1800 no ofrecía nada bueno a la clase obrera, que debía trabajar hasta el desaliento, arrastrarse y suplicar para poder sobrevivir. En estas condiciones, las relaciones –tanto familiares de cómo de amistad– se veían teñidas por la amargura, el resentimiento y la envidia. No había lugar para palabras amables ni para la compasión, y un mundo así es especialmente difícil para alguien como Penélope, demasiado joven, inocente y miedosa, una chiquilla excesivamente pura e ignorante para la época en la que nació.

Dagmar Trodler ha realizado una excelente labor con esta obra. Arrastra al lector hasta los bajos fondos de la sociedad, retrata de una manera descarna las miserias humanas, nos acerca a una pasado no tan lejano y da voz a la historia a través de con complejo y variado grupo de personajes. Todo ello de una forma ágil y entretenida, con una prosa pulida y elegante que te atrapa por completo. Son tantos los hilos de esta historia, tantos los detalles y subramas (la vida como encajera, el oficio de la madre de Penélope, el inhumano viaje en barco, la cruel existencia en Nueva Gales, los deshonrosos motivos que mueven a las personas, los amores truncados o falsos…) que es imposible perder el interés por el libro.

El hilo de la costurera es una novela que son descuidar su telón de fondo, nos deleita con el duro camino de su protagonista, la joven Penélope, y nos ofrece una trama repleta de interés, bien construida, desarrollada y concluida.

6 comentarios :

  1. Pues pinta muy bien y la portada además me encanta.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. No lo conocía pero me lo apunto. Ya sabes que las novelas duras son mi perdición y si la autora no se anda por las ramas y retrata la vida tal cual era en aquella época para la clase más desfavorecida seguro que me gusta.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Tengo ganas de leerlo. Tiene muy buena pinta. Le tengo apuntada desde hace tiempo, espero leerlo pronto. Besos

    ResponderEliminar
  4. Tiene muy buena pinta! espero poder leerlo pronto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. A este le tengo muchísimas ganas! =)

    Besotes

    ResponderEliminar