Reseña: Una hermosa doncella

26 octubre 2012


Una hermosa doncella
Autora: Joyce Carol Oates
Editorial: Punto de Lectura

ISBN: 9788466326421
Género: Narrativa

La vida de Katya Spivak, una adolescente de dieciséis años, cambia el día en que conoce a Marcus Kidder. Su preciosa casa, los libros infantiles que ha escrito, su música clásica, las maravillosas obras de arte de su estudio, los generosos regalos que él le hace: la vida del señor Kidder no puede ser más distinta de la monótona existencia de Katya en el entorno obrero de su hogar, ni más tentadora. Sin embargo, con el correr de los días, algo cambia de forma casi imperceptible. Ella sabe lo que hay en juego: él la desea, pero ¿qué es lo que quiere en realidad de su «hermosa doncella»? Y ¿hasta dónde llegarán ambos para alcanzar sus metas?

El argumento de Una hermosa doncella resulta inquietante, escalofriante, ¿una joven de dieciséis años y un hombre de sesenta y ocho? Es inevitable pensar en Lolita, pero son historias radicalmente diferentes. Resulta casi natural acercarse a esta historia con un buen puñado de prejuicios, pensando que va a ser una historia prohibida (legal y moralmente), con tintes sexuales, pero ¿es eso lo que Oates ofrece? La autora juega con el lector, mantiene la tensión desde el principio hasta el final (con un desenlace inesperado), le hace reflexionar y le pone contra las cuerdas.

Katya es una jovencita de dieciséis años que trabaja como niñera para una familia acomodada. Mientras da un paseo por una calle repleta llena de tiendas de lujo, completamente inaccesibles para ella, es abordada por Marcus Kidder, un anciano de casi setenta años, que le pregunta por aquello que más desea. Desde ese primer encuentro Katya tiene sensaciones encontradas con respecto a Marcus, quiere alejarse del anciano y de lo que parece ver en sus ojos, pero, a la vez, siente una inexplicable sensación que le impide alejarse de él. ¿Qué quiere Marcus de ella? ¿la desea? ¿por qué insiste tanto en verla? Katya aceptará su invitación e irá a su casa, eso sí, acompañada por el par de niños a los que cuida, para acallar esos contradictorios sentimientos que le llevan a ese hombre que podría ser su abuelo y para saciar su curiosidad.

Katya y Marcus son unos protagonistas complejos y bien construidos. Katya no ha tenido una vida fácil, su familia no se ha encargado de ella, nunca le ha cuidado ni le ha dado lo que una niña necesita. Esto la atormenta y ha dejado huellas profundas en ellas, que toman forma en una serie de carencias que la llevan a, en ocasiones, confundir la realidad con lo que desea. Es demasiado hipócrita para lo joven que es, no tiene alma de adolescente y, por todo lo que ha tenido que pasar, está muy preocupada por el dinero y la soledad. He disfrutado del conflicto interior de la protagonista, de los problemas que tenía porque su mente y su corazón (o moral) le decían cosas distintas, y de la complejidad que llegan a alcanzar sus sentimientos.

A Katya Spivak no le bastaba que esos chicos la pudieran desear sexualmente;  cualquiera podía desearla. Lo que anhelaba por encima de todo era que la quisiera a ella, a Katya Spivak. Que le dijeran que era especial, no una chica cualquiera.

Marcus es hasta el final de la novela un misterio, ¿es un verdugo? ¿un pervertido? ¿un buen hombre? ¿es lo que le hace falta a alguien como Katya? Marcus es el hombre más querido y respetado de Bayhead Harbor, un viejo rico y solo, pero no se queda en esto. De la mano de Kayla conocemos al hombre cariñoso, tierno y amable que cuida de Kayla y se preocupa por ella. Pero también tiene otra cara menos amable a la que se suma el secretismo que hay en torno a lo que quiere de Kayla y a los sentimientos que tiene por ella. Marcus es uno de los elementos más destacados de la historia, en la que lo que de verdad importa son los personajes y sus sentimientos.

La sensación de inquietud no abandonará al lector. Oates no se anda con rodeos, presenta, con un estilo directo y correcto, las cosas tal y como son,  pero no da lecciones morales, deja que cada uno juzgue y condene.

Me han gustado la tensión y el suspense, que el lector no supiera nunca que esperar, que se hablara del amor, la muerte y la soledad desde una perspectiva tan peculiar, y que los personajes fueran tan complejos. Me apunto a Joyce Carol Oates como una autora a tener en cuenta.

13 comentarios :

  1. Tengo muchísimas ganas de leer algo de esta autora, todos sus libros son muy llamativos y originales *-* ¡Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  2. Qué inquietante, jopé... no sé si me atrevería a leer algo así... Creo que primero leeré Lolita o veré American Beauty. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Sólo he leído La hija del sepulturero que me gustó pero me costó leerlo...por ahora no me lo apunto.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Pinta mu bien!
    Buena reseña ^^

    Besitos!

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho esta autora, he leído dos libros suyos y el estilo me encanta. Tengo pendiente seguir con el resto de novelas que hay publicadas aunque tiene tantas... esta tiene muy buena pinta
    besos

    ResponderEliminar
  6. Lo tengo desde hace unos meses esperando ser leído pero tras tus comentarios... Será mi próxima lectura!!! Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Me encantó este libro, me ponía un tanto nerviosa la historia que, pese a lo que pueda parecer... no es Lolita.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que eso de que el sea tan mayor y ella una niña no me llama nada, pero leyendo tu reseña dan ganas de leerlo a ver que tal. Me lo apunto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. pues pinta muy bien la verdad
    gracias por la reseña
    te sigo^^
    besos

    ResponderEliminar
  10. hola,
    nos encanto tu blog!!!
    muy buena las entradas.
    ya te seguimos,
    somos nuevos, esperamos tu visita.
    saludos desde:
    www.nuestro-mundo-diferente.blogspot.com.ar
    Toshiro-Francisco

    ResponderEliminar
  11. Me lo leí cuando salió en grande y como dices el argumento es bastante impactante. Yo no supe bien que pensar mientras leía la historia y si te digo la verdad cuando la acabé tampoco pero me enganchó muchísimo y repetiré con la autora.

    Un beso
    Dácil

    ResponderEliminar
  12. Al autor o autora de la reseña: es muy interesante lo que cuenta, pero cuide la gramática y evite el laísmo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por sus palabras.

      Eliminar