Reseña "El amante de lady Chatterley"

23 mayo 2011

Título: El amante de lady Chatterley

Autor: David Herbert Lawrence

Argumento:
Constance, una dama de la alta sociedad casada con el aristócrata Clifford Chatterley, quien ha quedado paralítico después de acudir a la Primera Guerra Mundial, encuentra el gozo sexual en brazos de Mellors, un guardabosque que trabaja para su marido.

Opinión:
Conocido como uno de los grandes volúmenes de literatura erótica, para mí, este libro no te puede dejar más “fría”. Antes de leerle temí lo que me podía encontrar pero según iba avanzando en la lectura me iba decepcionando cada vez más. ¿Esto es literatura erótica?

Entiendo que era otra época, pero la sensualidad y el sexo no son inventos actuales, ¡ni mucho menos! Siento decirlo, pero esta joya del erotismo carece de él en absoluto. Es imposible que nadie se sienta atraído, apasionado o excitado con una prosa tan arcaica y un tratamiento del sexo tan mecánico.


Habiendo aclarado esto, paso ahora a detallar la historia. Constance se casa con Clifford Chatterley quien es herido en guerra y queda en silla de ruedas. El matrimonio ni tuvo tiempo de engendrar hijos y ahora esa posiblidad es totalmente nula debido al estado de impotencia de sir Chatterley.


Sir Chatterley un aristócrata intelectual, ciertamente engreído, que incita a su esposa a que se busque un amante que pueda satisfacer sus deseos carnales y que a la vez la deje embarazada, de esa forma solucionaría sus problemas (el asunto de la descendencia y el de los apetitos de su esposa). Lady Chatterley al principio se siente ofendida y no ve esta opción como algo posible. Pero claro, el tiempo pasa y si al inicio cuidar de su esposo parecía una tarea más o menos interesante con el paso del tiempo deja de serlo y ella se empieza a aburrir de estar recluida en una casa y en un lugar en el que carece de diversiones. Tiene un escarceo amoroso con Michaelis, un artista que está de visita en la casa de los Chatterley e incluso llega a plantearse la opción de dejar a su esposo y casarse con el artista pero todo queda olvidado. Sigue pasando el tiempo y Lady Chatterley se siente cada vez mas hastiada, ya ha contratado una enfermera para su esposo y ahora sus quehaceres con escasos. Así, fija su interés en Mellors, el guardabosque de su marido. Se siente atraída por él, por la virilidad que representa, pero a su vez rechaza su forma de vida, su forma de hablar… La diferencia de clase está muy marcada entre ambos y condicionará la relación. Se va produciendo un progresivo acercamiento entre ellos hasta que por fin acaban en el suelo de una cabaña, sin interludio amoroso previo.


¿Disfruta siempre lady Chatterley con el guardabosque? No, para nada. Pero sigue acudiendo a él. Se trata otro caso más de una mujer algo perdida en la vida, que no encuentra nada que la complazca o entretenga y que se conforma con tener sexo con el guardabosque.


Comienza así una intrincada relación entre ellos, marcada por el adulterio de lady Chatterley, la ceguera voluntaria de sir Chatterley ante el escarceo de su mujer y Mellors, quien sabe que una mujer como esa no está a su alcance y a pesar de que la desea con locura la trata en ocasiones con rudeza.

¿Cómo juzgar el papel de lady Chatterley? Desde luego, y anticipo ya, no es un personaje que me haya gustado. Pretende ser una mujer abierta y progre, que no entiende el por qué de las clases sociales y se revela contra ello pero sólo de palabra y desde el lado acomodado de la vida. Tampoco refleja la liberación femenina pues a pesar de tener sus propias ideas pero sigue siendo una subordinada; y retozar con amantes no es, ni mucho menos, el epítome de la liberación sexual femenina.

Una novela más bien fría, con unos personajes en ocasiones odiosos, algo faltos de moral o al menos con una moral más o menos rebatible y un final soso y desabrido. De joya no tiene nada esta obra.

2 comentarios :

  1. Me pasó exactamente lo mismo que a ti. Me habían dicho que era prácticamente un clásico de la novela erótica, y quedé con cara de tortilla. Ni la trama me pareció atractiva ni la forma de tratar el erotismo me produjo interés. Por lo demás, propone una visión de la mujer casi como un útero y nada más ¬¬

    En fin, simplemente no.
    Saludos.
    (soy Greendoe otra vez ^.^)

    P.D: No quiero demandar nada, yo menos que nadie xD, pero extraño alguna de tus historias :(

    ResponderEliminar
  2. No me gusto este libro, hace tiempo que lo lei. he visto un poco por encima tu comentario y he de decirte que estoy de acuerdo contigo en lo que dices.

    ResponderEliminar